Superposición del sitio

TESTAMENTO

“Se acaba la vida de este cuerpo humano y lo que he guardado no se para quien es. En el cementerio estoy vuelto gusano y allá están peleando lo que yo dejé”

Diomedes Díaz

La muerte esta tan segura de su victoria, que nos da toda una vida de ventaja. Por eso, la mayoría de las personas optan por prepararse para cuando esta llegue y estar tranquilos con lo vivido. Muchos se van dejando un legado, sueños, proyectos, bienes, deudas y pensando si lo que le van a otorgar a sus descendientes o personas cercanas es suficiente. Desde tiempos inmemorables, las personas han utilizado un mecanismo para dejar consignado la forma en que quieren repartir su patrimonio en el momento que la muerte toque su puerta, el testamento. Gracias a esto, se han creado 3 clases de sucesión: la testamentaria, la intestada (Abintestato) o la mixta, en el presente escrito nos ocuparemos de la primera, sus características, los tipos de testamento, la forma en que debe otorgarse, su contenido, entre otros aspectos.  

Las sucesiones están reguladas en libro III, artículos 1008 a 1493 del Código Civil (CC), la Ley 1934 de 2018 y el artículo 519 del Código General del Proceso (CGP). Suceder es ocupar el lugar de otro, lo que la convierte en un modo de adquirir el dominio, mediante el cual el patrimonio de una persona (Causante), se transmite a otras (Causahabiente), por la muerte de la primera. La sucesión constituye una universalidad jurídica. Aquella implica la continuidad entre el causante y el sucesor en la titularidad de las relaciones jurídicas activas y pasivas. El título que completa al modo en la sucesión es la ley (órdenes hereditarios) o el testamento. Para que exista sucesión debe haber un causante quien es la persona natural que muere, un asignatario (causahabiente) quien tiene derecho a suceder, un patrimonio compuesto por los bienes relictos y vocación hereditaria por la ley o el testamento.

Es importante mencionar que, la apertura sustancial de la sucesión ocurre al momento de la muerte del causante, en su último domicilio y si tuviere varios en el del asiento principal de sus negocios.  Este plazo indeterminado (Muerte) habilita a los herederos para tomar posesión de los bienes del causante y debe diferenciarse de la apertura procesal, la cual se da al momento de presentar la solicitud ante el notario o la demanda ante el juez. El momento de la muerte del causante (apertura sustancial) es fundamental, porque va a determinar la ley que va a regir la sucesión, que generalmente es la vigente al momento del hecho ocurrido.

La sucesión puede ser de varias clases:

1) Intestada, aquella que se hace en virtud de la ley, sea porque no se hizo testamento, o cuando el testamento no se ajustó a derecho, o cuando las disposiciones testamentarias no tuvieron efecto. Se rige por la ley de acuerdo con los órdenes hereditarios. Tienen vocación hereditaria: descendientes, adoptivos, ascendientes, adoptantes, hermanos o sus hijos, cónyuge sobreviviente o compañero permanente, ICBF. La sucesión puede ser personal (directa), o por representación.

2) Testada, aquella que se rige en su totalidad por un testamento otorgado por el causante. El testamento debe ser acorde a derecho, no puede afectar las asignaciones forzosas, la porción conyugal o marital, las legítimas y las mejoras (antes del 2019), en caso de existir.

3) Mixta, se presenta cuando hay una parte de la sucesión regulada por un testamento y otra parte por la ley.

En este texto nos concentraremos en abordar la segunda clasificación, por ende, comenzaremos definiendo el testamento (CC. Art. 1055), como un acto más o menos solemne, en que una persona dispone de todo o de una parte de sus bienes, para que tenga pleno efecto después de su muerte, conservando la facultad de revocar las disposiciones contenidas en aquel mientras viva. De esta definición se desprenden sus características fundamentales:

A) Es un acto unilateral, es decir, que resulta de la manifestación de voluntad de una sola persona.

B) Sólo lo puede hacer una persona natural, las personas jurídicas, por ejemplo las sociedades comerciales, no pueden otorgar testamento.

C) Acto mortis causa, porque sus efectos generalmente se producen con la muerte del causante, salvo el reconocimiento de un hijo extramatrimonial.

D) Es personalísimo e indelegable, porque debe provenir de la voluntad del testador.

E) Solemne, toda vez que, dependiendo del tipo de testamento requiere el cumplimiento de ciertas formalidades para que pueda existir, tenga validez y produzca efectos jurídicos

F) Gratuito, significa que no se da en contraprestación algún valor para ingresar en el testamento.

En razón de esto, el testador tiene la facultad en el testamento de otorgarlo de acuerdo a las formas y con las maneras señaladas en la ley; revocarlo libremente; reconocer hijos naturales, lo cual es irrevocable; si falleció antes del 2019 podía favorecer con la 4ta de mejoras a sus descendientes, actualmente con la ley 1934 de 2018 ya no hay cuarta de mejoras; instituir herederos y legatarios y hacer la partición de sus bienes.

Así como todo acto jurídico en el derecho, los testamentos tienen unos requisitos de existencia y validez generales, que deben cumplir:

1) Capacidad, es la aptitud jurídica que tiene una persona natural para otorgar testamento. Será incapaz para testar (CC. Art. 1061) el impúber; el que no estuviere en su sano juicio por ebriedad u otra causa; todo el que de palabra o por escrito no pudiere expresar claramente su voluntad.

2) Consentimiento, es la manifestación que hace el testador, de otorgar testamento y de las disposiciones en el contenidas, la cual debe estar libre de vicios. Son vicios del consentimiento: 2.1) Error (CC. Art. 1117), no será válida la asignación que se hizo con base en este vicio, cuando sin haber existido aquel está no se hubiera hecho de ningún modo; 2.2) Error en el asignatario (CC. Art. 1116), cuando hay error en el nombre o en la calidad, la disposición no se viciara, siempre y cuando no hubiere duda acerca de la persona; 2.3) Fuerza (CC. Art. 1063); 2.4) Dolo.

3) Objeto, la asignación testamentaria debe recaer sobre un objeto existente, determinado y lícito. Son vicios del objeto: 3.1) Inexistencia; 3.2) Indeterminación; 3.3) Ilicitud.

4) Causa, es la razón por la cual se hace el testamento y el para qué del mismo, aquella debe ser lícita.

Sumados a estos requisitos, cada tipo de testamento tiene unos particulares que deben estar presentes al momento de su celebración. En ese orden de ideas, los testamentos pueden ser:

A) Solemne abierto (nuncupativo o público) (CC. Art. 1070 y ss), en este el testador hace conocedores de sus disposiciones a los 3 testigos y al notario. En los lugares donde no haya notario se podrá hacer ante 5 testigos. Debe contener: A.1) Nombre y apellido del testador; A.2) Lugar de nacimiento; A.3) Nación; A.4) Domicilio; A.5) Edad; A.6) Manifestar su plena capacidad; A.7) Nombre de las personas con las que contrajo matrimonio; A.8) Nombres de todos los hijos que tuvo; A.9) Nombre y domicilio de los testigos. Debe ser escrito y será leído en su totalidad por el notario, en presencia del testador. Contendrá la firma de todos los partícipes en el acto y posteriormente se registrará en la oficina de instrumentos públicos.

B) Solemne cerrado (Secreto) (CC. Arts. 1078 y ss), es similar al anterior, salvo que los 5 testigos y el notario no conocen las disposiciones del testamento, el testador debe saber leer y escribir, para poder declarar ante ellos que en dicho documento se encuentra su testamento y dejar constancia de esa declaración escrito firmado por todos. El testamento se guardará en un sobre sellado en la notaría en la que se celebró. Fallecido el testador, se dará apertura al testamento ante el mismo notario que lo firmó, y se registrará en la oficina de registro e instrumentos públicos.

C) Verbal por peligro inminente (CC. Art. 1090 y ss), es válido cuando no es posible otorgar testamento ante notario, por estar en peligro inminente la vida del testador. Deberá ser presenciado por 3 testigos. Este caducará, cuando: C.1) El testador fallece después de 30 días de haberlo otorgado; C.2) Falleció, y no pusieron por escrito el testamento a los 30 días siguientes de su muerte, mediante el procedimiento del art 475 del CGP.  

D) Militar (CC. Art. 1098 y ss), lo pueden otorgar militares, empleados de las tropas, voluntarios, rehenes y prisioneros, en tiempo de guerra. El testamento se otorga ante un capitán u oficial de grado superior. Puede ser escrito, verbal (peligro de muerte), abierto o cerrado. Este caducará, cuando: D.1) Cuando el testador fallece después de 90 días de haber otorgado el testamento; D.2) Cuando el testador sobrevive el peligro. Si el testamento es escrito, debe estar firmado por el testador, capitán y por los testigos, 3 si es abierto y 5 si es cerrado.

E) Marítimo (CC. Art. 1105 y ss), se podrá otorgar testamento marítimo a bordo de un buque colombiano de guerra en alta mar. Será recibido por el comandante o por su segundo a presencia de 3 testigos. Se extenderá un duplicado del testamento con las mismas firmas que el original. Podrán testar cualquiera que se halle a bordo del buque colombiano de guerra, en alta mar. Caducará, cuando: pasaron 90 días de haber desembarcado y el testador no falleció.

El testador podrá establecer diferentes clases de asignaciones y/o legados en el documento, a título universal o singular, estas podrán estar sujetas a alguna modalidad, como el plazo, condición o modo. Sin embargo, deberá tener siempre presente las asignaciones forzosas, como la porción conyugal, legitimas rigurosas, cuarta de mejoras (hasta el 31 de diciembre del 2018) y la libre disposición.

Puede ocurrir que el testador tome la decisión de dejar sin efecto, total o parcialmente, un testamento anterior, fenómeno al cual se le conoce como la revocatoria. Para que esta opere, se requiere la pluralidad de testamentos, es decir, que exista uno posterior al otorgado inicialmente. La manifestación para revocatoria debe provenir del testador de manera expresa o tacita, ocurrirá esta última, cuando no se dice expresamente que revoca las disposiciones anteriores, pero hay un nuevo testamento con disposiciones diferentes. Un testamento no se revoca tácitamente en todas sus partes por la existencia de otro u otros posteriores. Los testamentos posteriores que expresamente no revoquen los anteriores, dejarán subsistentes en estos las disposiciones que no sean incompatibles con las posteriores o contrarias a ellas.

Young family with their little son at home having fun

Para finalizar, las sucesiones generalmente son un proceso traumático, ya que aparte de estar en trámite la distribución del patrimonio que hubiere dejado el causante hay una mezcla de sentimientos que pueden llevar a los involucrados a tomar decisiones equivocadas a nivel personal, económico y familiar. Así que, si usted tiene la oportunidad de evitar esas situaciones, mediante un testamento, hágalo, su familia y seres queridos lo agradecerán.

Fecha: 30 de nov. de 21

Autor: Andrés Vélez Saldarriaga, Abogado de TEO Derecho Codificado.

Hable con un Abogado Aquí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *