REPRESENTACIÓN, MANDATO Y PODER – TEO Derecho codificado
Superposición del sitio

REPRESENTACIÓN, MANDATO Y PODER

“El hombre cree que desempeña su papel en determinada obra y no sabe que mientras tanto han cambiado el decorado en el escenario sin que lo note y sin darse cuenta se encuentra en medio de una representación completamente distinta.”

Milan Kundera

Desde antes del nacimiento de la persona, natural o jurídica, el código civil (CC) y de comercio (Cco.) establecen unas reglas de suma importancia para su adecuado nacimiento, crecimiento, funcionamiento y cumplimiento de sus deberes y derechos legales a lo largo de su vida. En aquel instrumento, vamos a encontrar diferentes normativas, las cuales nos permitirán entender que es la representación, el mandato y poder.

La existencia legal de toda persona natural comienza al separarse completamente de su madre y la de las personas jurídicas, al momento que adquieren su personalidad jurídica, pero para poder obligarse por sí mismas, sin la autorización de otra, no basta con nacer, sino que se deben cumplir unos requisitos, y uno de ellos es ser capaz legalmente. Se entiende por capacidad, la idoneidad que tiene una persona para ser titular de derechos y obligaciones y ejercerlos por sí mismo. Definición que nos permite concluir que hay 2 clases de capacidad: 1) Capacidad de hecho o de ejercicio, la cual es la aptitud que tiene una persona para ejercer por sí mismo los derechos y contraer las obligaciones de los cuales es titular; 2) Capacidad legal o de derecho, es la idoneidad que tiene una persona para ser titular de derechos y contraer obligaciones.

La ausencia de esta aptitud, se conoce como la incapacidad, establece el artículo 62 del Código Civil, que las personas incapaces de celebrar negocios serán representadas, lo que nos lleva a preguntarnos ¿Quién es un incapaz y cuáles son las clases de incapacidad? esta puede ser de 2 clases: A) Absoluta, son absolutamente incapaces los impúberes, menores de 14 años; sus actos no producen ni aún obligaciones naturales, y no admiten caución B) Relativa, son incapaces relativos los menores puberes, aquellos que tienen 14 años hasta que cumplan los 18 años, y sus actos pueden tener valor en ciertas circunstancias y bajo ciertas condiciones determinadas por las leyes. Además de estas incapacidades, hay otras particulares que consisten en la prohibición que la ley ha impuesto a ciertas personas para ejecutar ciertos actos, de acuerdo al Art. 1504 del CC y la ley 1996 de 2019. Los impúberes y generalmente los puberes, se encuentran sometidos a la figura de la patria potestad, otorgándole la facultad a los padres de representarlos en diferentes actos jurídicos. Los demás incapaces, tienen la posibilidad de tener apoyos que los ayuden y guíen en los diferentes negocios jurídicos que pretendan celebrar.

En razón de la incapacidad y la voluntad de las partes, se presentan 3 figuras relacionadas pero diferentes:

A) Representación (CC. Art. 1505), definida como la facultad otorgada por la ley, contrato o providencia a una persona, para que pueda obrar a nombre de otra, lo que produce respecto del representado iguales efectos como si hubiese actuado o contratado él mismo. Aquella, está directamente relacionada con 2 figuras, la patria potestad y los apoyos que trajo la ley 1996 de 2019. La primera, se encuentra regulada en los arts. 288 y SS del CC y se define como el conjunto de derechos que la ley reconoce a los padres sobre sus hijos no emancipados, para facilitar a aquéllos el cumplimiento de los deberes que su calidad les impone, por ejemplo, velar por los hijos, tenerlos en su compañía, alimentarlos, educarlos, procurarles una formación integral, representar y administrar los bienes de los hijos, solicitar el auxilio judicial en el ejercicio de su función. La segunda, es una nueva figura que se utilizará para las personas con discapacidad, que sean mayores de edad o estén emancipadas, consistente en asistir a la persona para facilitar el ejercicio de su capacidad legal. Esto puede incluir la asistencia en la comunicación, la comprensión de actos jurídicos y sus consecuencias, y en la manifestación de la voluntad y preferencias personales. Cuando son asignados por la ley a través de un procedimiento judicial, se les conoce como apoyos formales; sus funciones son las de facilitar y garantizar el proceso de toma de decisiones o el reconocimiento de una voluntad expresada de manera anticipada por parte del titular del acto jurídico determinado. Sin esta figura, el mandato y el poder no podrían funcionar adecuadamente.

B) Mandato (CC. Arts. 2141 y SS), el cual es un contrato regulado en el libro IV del código civil, que permite a una persona (mandante) confiar la gestión de uno o más negocios a otra (mandatario), quien se hace cargo de ellos a nombre y riesgo de la primera; puede ser general o particular. En este caso hay un traslado de la capacidad, generando así una forma de representación. Sus características principales son: B.1) Bilateral, toda vez que intervienen dos o más partes que se obligan, de acuerdo al art. 1496 del CC; B.2) Principal, por subsistir por sí mismo sin necesidad de otro contrato, según el art. 1499 del CC; B.3) Obligación de hacer, consistente en cumplir el mandato encomendado; B.4) Oneroso, cuando represente utilidad para ambos contratantes, obligándose cada uno a beneficio del otro, con base en los arts. 1497 y 2143 del CC; B.5) Gratuito, cuando no representa utilidad para ambos contratantes, porque solamente se obliga uno a beneficio del otro, con base en los arts. 1497 y 2143 del CC; B.6) Consensual, el mandato puede hacerse por escritura pública o privada, verbalmente o de cualquier otro modo inteligible, incluso por la aquiescencia tácita de una persona a la gestión de sus negocios por otra, conforme con el art. 2149 del CC. El mandato confiere al mandatario el poder de efectuar los actos de administración, como son pagar las deudas y cobrar los créditos del mandante, pertenecientes al giro ordinario de los negocios; perseguir en juicio a los deudores, intentar las acciones posesorias e interrumpir las prescripciones; contratar las reparaciones de las cosas que administra, y comprar los materiales necesarios para el cultivo o beneficio de las tierras, minas, fábricas u otros objetos de industria que se le hayan encomendado.

C) Poder (CGP. Arts. 73 y SS), es el instrumento que se le otorga a una persona, natural o jurídica calificada (abogado), para que represente y actúe a favor de otra, al interior de uno o varios procesos judiciales o administrativos; puede ser general o especial. Los poderes generales solo podrán otorgarse por escritura pública. El poder especial para uno o varios procesos podrá conferirse por documento privado, en esta clase de poder los asuntos deberán estar determinados y claramente identificados; el poder especial puede conferirse verbalmente en audiencia o diligencia o, mediante memorial dirigido al juez de conocimiento o por mensaje de datos con firma digital; el poder especial para un proceso prevalece sobre el general conferido por la misma parte. Los poderes podrán extenderse en el exterior, ante cónsul colombiano o el funcionario que la ley local autorice para ello y deberán ser autenticados.

En conclusión, son 3 figuras independientes y por eso se hace fundamental diferenciarlas, sin embargo, tanto el mandato como el poder, cumplen la función de materializar en asuntos generales, particulares o judiciales la representación, además, le otorgan capacidad para actuar a una persona que, sin la existencia de estos contratos no la tendría.

Fecha: 1 de febrero de 2022

Autor: Andrés Vélez Saldarriaga, Abogado de TEO Derecho Codificado.

Asesórate con un abogado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.