PRIMA DE SERVICIOS – TEO Derecho codificado
Superposición del sitio

PRIMA DE SERVICIOS

“No hay ningún secreto para el éxito. Es el resultado de la preparación, el trabajo y aprender del fracaso.”

Colin Powell

CONTEXTO HISTÓRICO

El país alrededor del año 1945, estaba inmerso en una de las disputas más importantes a nivel laboral, eran los gremios sindicalistas quienes luchaban por la reivindicación del trabajador y sus derechos, pretendiendo que el empleador hiciera participe al trabajador de las utilidades de la empresa y se redistribuyera el beneficio productivo creado por quienes eran parte de aquella. En consecuencia a esas manifestaciones, el presidente de la época creó el Dcto 2474 de 1948, el cual estipula la implementación de la prima de servicios y obliga a los empresarios a hacer partícipe de las utilidades empresariales a los trabajadores, repartiendo un pago adicional al salario. Posteriormente, entra a regir y a regular dicha prestación social el Código Sustantivo del Trabajo (CST). Fue gracias a esa ardua lucha de los gremios sindicales que, se crearon las prestaciones sociales para los trabajadores vinculados mediante un contrato laboral, como cesantías, intereses a las cesantías, vestido, calzado de obra y labor (Dotación) y la prima de servicios.

La Corte Suprema de Justicia (CSJ) define las prestaciones sociales, como “aquello que debe el empleador al trabajador en dinero, especie, servicios u otros beneficios, por ministerio de la ley, o por haberse pactado en convenciones colectivas o en pactos colectivos, o en el contrato de trabajo, o establecida en el reglamento interno del trabajo, en fallos arbitrales o en cualquier acto unilateral del empleador, para cubrir los riesgos o necesidades del trabajador que se originan durante la relación de trabajo o con motivo de la misma…es una especie de adicional que el trabajador recibe, que no hace parte de su remuneración, y por tanto no constituye salario.”  

Entre las prestaciones sociales encontramos la prima de servicios, la cual se encuentra definida en el artículo 306 del CST, como aquella remuneración que debe el empleador al trabajador, equivalente a 30 días de salario por año, la cual debe pagarse en 2 fechas: 1) La primera mitad (15 días) a más tardar el 30 de junio; 2) La segunda mitad (15 días) a más tardar el 20 de diciembre. El valor del pago será proporcional al tiempo laborado durante el semestre. Es una compensación a los beneficios que generan los trabajadores con su labor, reconociendo el valor social y económico que representa su trabajo.

De esta definición podemos hacernos diferentes preguntas, ¿Cuáles son sus características?, ¿Qué trabajadores tienen derecho a ella?, ¿Qué factores se incluyen y cómo se liquida?, ¿Los tiempos de suspensión del contrato de trabajo afectan su pago? ¿Si no trabaje todo 1 año, tengo derecho a recibir prima de servicios? Entre otras.

La prima de servicios se caracteriza por:

A) Ser un pago que hace el empleador en períodos determinados.

B) No constituye salario, lo que significa que es una prestación social y de ella no se descontarán conceptos derivados de la seguridad social.

C) Legal, es decir, es la ley colombiana la que regula la cantidad que debe pagarse, forma y época en que ha de hacerse y a quien se hará.

D) Plazo cierto, se debe pagar en un tiempo determinado por la ley. Como se dijo antes, la primera mitad (15 días) a más tardar el 30 de junio y la segunda mitad (15 días) a más tardar el 20 de diciembre.

E) La recibe un trabajador, cualquier clase de trabajador dependiente recibirá la prima, es decir, aquel que tiene un contrato de trabajo, sin importar su modalidad, por ejemplo, trabajadores del servicio doméstico, choferes de servicio familiar, trabajadores por días o trabajadores de fincas y en general, los trabajadores con condiciones de empleado dependiente. Las personas vinculadas por medio de un contrato de prestación de servicios no reciben prima legal. Los trabajadores con salario integral, ya tienen incluida la prima en su factor prestacional.

F) Inembargable, el artículo 344 del CST establece que las prestaciones sociales son inembargables, sin embargo, esto tiene algunas excepciones, cuando se deban dineros en favor de cooperativas o pensiones alimentarias, se puede solicitar el embargo, el cual no puede exceder del 50% de la prestación social respectiva.

En cuanto al valor que deberá pagar el empleador, la ley ha establecido una fórmula particular:

Salario promedio del semestre X días trabajados durante el semestre / 360 = Prima de servicios

En ese salario promedio se tendrán en cuenta los factores salariales que devengue el trabajador durante el semestre y el auxilio de transporte. Para ejemplificar, imaginemos que Juan Agudelo, trabajador de Tecnología Jurídica S.A.S, tiene un contrato a término indefinido, trabajo todo el año 2021, devenga 1SMLMV y hay que pagarle la prima el 20 de diciembre. En este caso, el valor de su prima es:

($ 908.526 + 106.453) x 180 / 360 = $ 507.489

El valor que va a recibir Juan por concepto de prima de servicios, a más tardar el 20 de diciembre, es de $ 507.489 pesos.

Muchos se preguntarán, ¿Qué pasa si yo no trabajé el tiempo necesario para que me paguen la prima de servicios? No se preocupen, tienen derecho a que se la paguen de manera proporcional al tiempo laborado, es decir, que en la formula ya no serán 180 días laborados, sino los que efectivamente se laboraron.

En cuanto a la suspensión del contrato laboral y las incapacidades, es necesario mencionar que estas no afectan el cálculo de la prima de servicios, lo que significa que aquella deberá pagarse sin descontar los días que el trabajador tuvo el contrato suspendido o estuvo incapacitado.

La ley fijó unos plazos máximos para pagar la prima de servicios, pero si el empleador no la paga en ese tiempo, no se contempló una sanción para ese comportamiento.

Para finalizar, es importante estar en los zapatos de cada una de las partes involucradas en un contrato de trabajo (Ver. https://teo.com.co/contrato-de-trabajo/ ) y reflexionar sobre lo que significa contratar un trabajador, ya que muchos tienen el ideal que es solo pagar un salario mensual y ya, pero nada más alejado de la realidad que eso. Las obligaciones remuneratorias y presupuestales, por mencionar algunas, que tiene el empleador al contratar un trabajador traspasan otras esferas diferentes a las de la remuneración pactada.

Fecha: 07 de diciembre de 2021

Autor: Andrés Vélez Saldarriaga, Abogado de TEO Derecho Codificado.

Asésorate con una abogado ahora mismo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.