Superposición del sitio

DERECHO DE PETICIÓN

“La primera máxima de todo ciudadano ha de ser la de obedecer las leyes de su país.”
René Descartes

Como habitantes del territorio colombiano nos hemos preguntado frecuentemente,

¿Qué puedo hacer para ser escuchado?

¿Cómo puedo instaurar una petición, queja o reclamo (PQR)?

¿Cuál es el procedimiento para dirigirme ante una autoridad pública, entidades públicas o privadas o, frente a un particular con calidades especiales?

¿Cómo puedo solicitar información acerca de un trámite?

¿Tiene algún costo interponer una petición?

¿Necesito abogado para interponer una petición?

Esas también fueron algunas de las preguntas que se hicieron los constituyentes al momento de promulgar la Constitución Política (CP) de 1991. Ellos, al ser conscientes que las personas necesitarían manifestarse para resolver situaciones particulares, decidieron establecer en el artículo 23 de la Constitución Política un derecho fundamental, conocido como el Derecho de Petición. Este se encuentra regulado en la ley 1437 de 20111 y modificados por la ley 1755 de 20152 en los artículos 5, 13 a 32, y la ley 2080 de 2021. Pretenderemos con el presente texto dejar claro qué es una petición, quién la puede presentar, y ante qué autoridad, las clases de peticiones, lo que debe contener y el término en el que debe resolverse.

El artículo 23 de la CP establece

Toda persona tiene derecho a presentar peticiones respetuosas a las autoridades por motivos de interés general o particular y a obtener pronta resolución. El legislador podrá reglamentar su ejercicio ante organizaciones privadas para garantizar los derechos fundamentales.”

De lo anterior, podemos entender que el derecho de petición es un mecanismo gratuito con el que cuenta toda persona para exigir a una autoridad, de manera verbal, escrita o por medio idóneo, aún por fuera de las horas y días de atención al público, que brinde respuesta frente a un asunto de interés general o particular y de manera oportuna, completa y de fondo. Con la petición se puede pretender el reconocimiento de un derecho, la intervención de una entidad o un funcionario, la resolución de una situación jurídica, la prestación de un servicio, el requerimiento de información, consultas, quejas, denuncias, reclamos, solicitar copias e interponer recursos. El derecho de petición es una de las formas que tienen las personas para poner en funcionamiento las actuaciones administrativas.

Requisitos de las peticiones

Cabe resaltar que, la normativa habla de personas en general, lo que incluye las naturales y jurídicas; además, establece que la petición no tiene que ser presentada por un abogado ni por representante legal, lo que da a entender que, se puede presentar personalmente ante la autoridad administrativa o particular, e incluso lo puede hacer un menor de edad. Quien pretenda interponer una petición puede utilizar los diferentes medios, escritos o verbales, que haya habilitado la entidad pública o el particular para la recepción de las mismas.

De acuerdo al artículo 16 de la ley 1437 de 2011, una petición debe contener:

1) Puede ser verbal o escrita, y a través de cualquier medio idóneo para la comunicación o transferencia de datos.

2) La designación de la autoridad a la que se dirige.

3) Los nombres y apellidos completos del solicitante y de su representante y/o apoderado, si es el caso, con indicación de su documento de identidad y de la dirección donde recibirá notificaciones. El peticionario podrá agregar el número de fax o la dirección electrónica. Si el peticionario es una persona privada que deba estar inscrita en el registro mercantil, estará obligada a indicar su dirección electrónica.

4) El objeto de la petición.

5) Las razones en las que fundamenta la petición.

6) Los documentos que va usar como prueba.

7) La firma del peticionario.

En caso de no cumplir con los anteriores requisitos, la autoridad deberá indicar al peticionario los que falten. Si aquel insiste en que se radique, así se hará dejando constancia de los requisitos o documentos faltantes. Si quien presenta una petición verbal pide constancia de haberla presentado, el funcionario la expedirá en forma sucinta. Si la petición fue radicada y posteriormente la autoridad se da cuenta que faltan requisitos, le informará al peticionario que tiene 1 mes para completarla. Si bien no se exigen formalismos en la presentación de las peticiones, estas deben ser respetuosas, claras y no repetitivas, salvo que recaigan sobre derechos imprescriptibles.

Clasificación de las peticiones

En razón de lo dicho, las peticiones pueden clasificarse ampliamente en:

1) Petición general (PQR)

2) Petición de información y documentos reservados (Ley 1437 de 2011 Art. 24)

3) Peticiones de conceptos (Ley 1437 de 2011 Art. 28)

4) Peticiones entre autoridades (Ley 1437 de 2011 Art. 30)

5) Peticiones ante organizaciones privadas (Ley 1437 de 2011 Art. 32)

Tiempos de respuesta

Una vez se haya radicado, la autoridad deberá responderlas en un término legalmente establecido, el cual dependerá del tipo de petición interpuesta. Así lo dispone el artículo 14 de la ley 1437 de 2011. En consecuencia, este término en días hábiles es:

1) Regla general, toda petición deberá resolverse dentro de los 15 días siguientes a su recepción.

2) Las peticiones de documentos y de información deberán resolverse dentro de los 10 días siguientes a su recepción.

3) Las peticiones entre autoridades deberán resolverse dentro de los 30 días siguientes a su recepción.

4) Las autoridades darán atención prioritaria a las peticiones de reconocimiento de un derecho fundamental cuando deban ser resueltas para evitar un perjuicio irremediable al peticionario, quien deberá probar sumariamente la titularidad del derecho y el riesgo del perjuicio invocado. Cuando por razones de salud o de seguridad personal esté en peligro inminente la vida o la integridad del destinatario de la medida solicitada, la autoridad adoptará de inmediato las medidas de urgencia necesarias para conjurar dicho peligro, sin perjuicio del trámite que deba darse a la petición.

5) Si la petición la realiza un periodista, para el ejercicio de su actividad, se tramitará preferencialmente.

De no ser posible resolver la petición en este plazo, la autoridad deberá informar esta circunstancia al peticionario, antes del vencimiento del término, expresando los motivos de la demora y señalando el plazo razonable en que dará respuesta, el cual no podrá exceder del doble del inicial.

En cuanto a las peticiones frente a entidades privadas, sean organizaciones con o sin personería jurídica, cualquier persona puede ejercer su derecho de petición para garantizar sus derechos fundamentales. Así mismo, frente a personas naturales cuando el peticionario se encuentre, en relación a ellas, en situaciones de indefensión, subordinación, inferioridad o exista una posición dominante por parte de la otra persona.

Puede ocurrir que la persona a la que se le hace la petición no la resuelva o lo haga, pero no de manera oportuna, lo que daría lugar a la imposición de una sanción disciplinaria y en algunos casos establecidos por la ley, a configurarse un silencio administrativo positivo (Ver. https://teo.com.co/teoria-del-acto-administrativo/ ) Por otra parte, puede suceder que la respuesta no sea suficiente y clara, lo que daría lugar a que el peticionario interponga los recursos que por ley proceden frente a esa petición y en caso de no procederle o que la entidad haga caso omiso de ellos o que no los resuelva de manera idónea, utilice como medio de protección de derechos fundamentales, la acción de tutela; la cual se encuentra regulada en el artículo 86 de la CP y el Decreto 2591 de 1991.

En conclusión, esta herramienta y derecho que nos brinda el Estado Colombiano debe ser utilizado por todos de manera correcta, responsable y respetuosa. Es una facultad para que las personas como usted o como yo, podamos manifestarnos ante otras, naturales o jurídicas, públicas o privadas y así obtener de ellas una respuesta oportuna, clara y de fondo que nos permita tomar decisiones correctas en el ámbito personal, legal e incluso familiar. Es nuestro deber conocer, utilizar y hacer valer los derechos que tenemos.

Autor: Andrés Vélez Saldarriaga, Abogado TEO Derecho Codificado
Editor: Diego Trujillo, TEO Derecho Codificado

Fecha: 09/11/2021

En TEO Derecho Codificado tenemos el conocimiento y las herramientas tecnológicas para ayudarte de manera ágil y fácil en la interposición de un derecho de petición
¡Comunícate con nosotros!

Asesórate con un profesional

[1] http://www.secretariasenado.gov.co/senado/basedoc/ley_1437_2011.html
[2] https://www.funcionpublica.gov.co/eva/gestornormativo/norma.php?i=65334

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *